• Redacción

Productos lácteos, ¿Cuál es la cantidad diaria recomendada para cada etapa de la vida?



Como ya sabemos, la leche y los productos lácteos en general están considerados como uno de los alimentos más completos y necesarios en nuestra dieta diaria; nos aportan calcio, fósforo, magnesio, proteína y vitamina B12 entre otros. Solo con el consumo de productos lácteos ya obtenemos entre un 27 y 37% del calcio necesario recomendado. Si quieres conocer más acerca de los beneficios de la leche y los productos lácteos en nuestra salud a lo largo de nuestro ciclo de vida, te recomendamos que leas este artículo.


Una vez conocemos los beneficios que nos aportan, debemos conocer las raciones diarias que debemos tomar para que ese nivel propiedades que necesitamos diariamente sea óptimo y no disminuya. Hoy queremos aconsejarte sobre cuántas raciones de productos lácteos necesitas tomar según la etapa de vida en la que te encuentras.


Productos lácteos: cantidad diaria recomendada para cada etapa de la vida


Infancia


Los productos lácteos son una fuente importante de calcio, vitaminas y proteínas necesarias para el crecimiento y desarrollo de los huesos de los niños y su dentadura.

Según los expertos en nutrición y salud, es recomendable que los niños consuman de 2 a 3 raciones diarias de productos lácteos. La dieta de un niño debe ser equilibrada, variada complementar el aporte de nivel de vitaminas y proteínas con el de otros alimentos (fruta, carne, pescado, huevos) Además, es muy importante que vaya en consecuencia con el gasto diario de energía que consumen.


*Recomendaciones según sus gustos: leche entera o semi desnatada (con cacao en polvo), queso en lonchas para el bocadillo de la merienda, quesitos en porciones para el descanso en el colegio, postre de queso de chocolate entre otros.


Adolescentes


La etapa de la adolescencia requiere de la ingesta de un elevado índice de vitaminas y proteínas para suplir el gasto de energía física y mental que el adolescente necesita en su día a día.

Los expertos recomiendan que durante esta etapa de la vida se consuman entre 3 y 4 raciones diarias de productos lácteos.


*Recomendaciones según sus gustos: varios tipos de quesos; queso crema, queso en loncha o rallado para pasta, bechamel, postres de queso con frutas y de chocolate, mantequilla para untar con pan, leche y postres caseros elaborados con lácteos como las natillas, nata para cocinar, entre otros.


Embarazadas


El consumo de productos lácteos durante esta etapa del ciclo de vida debe ser superior al que una mujer adulta, que no se encuentre en estado de embarazo, debe consumir según aconsejan los expertos y estudios. Reforzar el aporte de nutrientes esenciales que encontramos en los lácteos como el calcio, hierro, ácido fólico y vitaminas C, D y B 12, será beneficioso tanto para la salud de la mujer embarazada así como para la mejora del desarrollo adecuado del feto y la formación de sus huesos.


Por ello, es recomendable aumentar el consumo con 3 – 4 raciones diarias de productos lácteos.


Adultos


Durante esta etapa, el consumo de productos lácteos deberá cubrir las necesidades de calcio que el organismo empieza a necesitar sobre todo a partir de los 40 años de edad.

Según la actividad diaria de cada uno y el gasto energético, se recomienda consumir de 2 a 3 raciones al día de productos lácteos semi desnatados o desnatados según las necesidades de cada persona.


Para adultos que realizan ejercicio diario de manera intensa, se recomienda consumir productos lácteos enteros o semi desnatados.


Tercera edad


Las personas de edad avanzada necesitan aumentar su aporte vitamínico, proteico y de calcio para reforzar su salud ósea y general.


Los expertos recomiendan el consumo de 3 a 4 raciones diarias de productos lácteos como desnatados si no realizan ninguna actividad física.